Transtornos musculoesqueléticos en el sector agrario

Los movimientos repetitivos, el mantenimiento de posturas forzadas y la manipulación manual de cargas son factores de riesgo presentes en los puestos de trabajo del sector agrario.

Los trabajadores del sector agrario realizan la mayoría de sus tareas de pie, desde escaleras, agachados y/o de rodillas, salvo los conductores de maquinaria que al contrario, deben permanecer sentados durante toda la jornada. En general, adoptan posturas mantenidas y forzadas durante largos periodos de la jornada; y la manipulación manual de cargas y los movimientos repetitivos son comunes en esta actividad. Todos estos factores de riesgo ergonómicos, determinan las exigencias físicas de las tareas. Son muy importantes y condicionan y afectan directamente a la salud de los trabajadores del sector agrario.

 

PERIODO 2015

De acuerdo con los datos obtenidos en el informe “Accidentes de trabajo por sobresfuerzos. 2015, septiembre 2016. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT)”.

En 2014, fueron notificados en Delta un total de 165.453 ATJT por sobresfuerzos, afectando el 65,7% a hombres y el 34,3% a mujeres. Estos accidentes se dieron en trabajadores/as con una media de edad de 41,4 años (desviación típica: 10,3) y con una antigüedad media en el puesto de 81 meses (desviación típica: 94,1).
En relación con la gravedad, el 99,9% fue calificado como ATJT leve, mientras que los graves representaron el 0,1%.

Por divisiones de actividad, en términos absolutos, el 80% de estos accidentes se aglutinaron en 21 divisiones de actividad (CNAE a 2 dígitos), siendo las más representadas: la Administración pública (9,4%); y el Comercio al por menor (7,5%).

ATJT 2014: Distribución de los ATJT por sobresfuerzos según división de actividad (T = 166.453)

Capturar-9a

Fuente: Fichero informatizado de partes de accidente de trabajo. Ministerio de Empleo y Seguridad Social; 2014. En Accidentes de trabajo por sobresfuerzos. 2015, septiembre 2016. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT).

ATJT 2014. Distribución de los ATJT por sobreesfuerzos según localización por CNAE. (datos en %)

Capturar-10a

La base de datos de accidentes de trabajo que se explota en “El informe sobre TME enel ámbito laboral en cifras” (publicado en noviembre de 2012 por el Departamento de Información e Investigación del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. MEYSS) indica que el Índice de Incidencia por sobresfuerzos en España fue de 1.353,6 en 2011. El sector agrario (CNAE A01) alcanza un índice de incidencia de ATJT por sobresfuerzos en 2011 de 612,3, siendo muy inferior al índice de incidencia tota

tractor-fito

El sector agrario es el que mayor nivel de riesgo de accidente presenta a causa del levantamiento o movimiento de cargas pesadas. El 86,6% de trabajadores del sector están en riesgo de sufrir un accidente, y entre sus causas principales encontramos los sobreesfuerzos por manipulación manual de cargas, como el cuarto factor de riesgo en importancia dentro del sector agrario.


Un análisis más profundo de la demanda física de trabajo por actividad arroja que la proporción de trabajadores que adopta posturas dolorosas o fatigantes, levantan o mueven cargas pesadas y aplican fuerzas importantes en la rama de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca es la segunda más alta del conjunto, siendo de 48,2%, 33,6% y 28,7% respectivamente.


En cuanto a las molestias musculoesqueléticas, en 2011 aumentó respecto a 2007, el porcentaje de trabajadores que siente alguna molestia que achaca a posturas y esfuerzos derivados del trabajo que realiza. Teniendo en cuenta estos datos, no sorprende el hecho de que el sector agrario sea el primero en orden de importancia en cuanto a trabajadores que refieren molestias en brazos y antebrazos (22,3%) y el segundo, en cuanto a molestias en la zona baja de la espalda o lumbar (50,9%).

La VII Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo en el sector agropecuario indica que de entre los encuestados:

  • La realización de movimientos repetitivos de manos o brazos afecta al 67,7% y mantener una misma postura al 36,9%.
  • El 63% de los trabajadores responde que su postura habitual de trabajo es estar de pie y andando frecuentemente y un 14,5% de pie sin andar apenas. Un 48% manifiesta que su trabajo le obliga a mantener posturas dolorosas o fatigantes (agachado, en cuclillas, arrodillado…), y un 33,6% a levantar o mover cargas pesadas.
  • Un 16,5% de los trabajadores manifiesta que trabaja a ritmos elevados “siempre o casi siempre”, porcentaje que se eleva a un 34% en el caso de los trabajadores de explotaciones ganaderas.
  • Las mujeres refieren peor estado de salud que los hombres; así, un 46,1% del las mujeres señala que su salud es regular o mala, frente al 24,8% manifestado por los hombres.
  • Los problemas por los que acuden al médico con mayor frecuencia son: el dolor de espalda (11.5%), dificultades respiratorias (8.4%), dolor de cuello o nuca (5.6%), dolor de miembros inferiores (5.5%) y dolor en miembros superiores (4.5%), por este orden. Las mujeres acuden a la consulta con mayor frecuencia.
  • Las enfermedades diagnosticadas con mayor frecuencia han sido las musculoesqueléticas, las cuales afectan a un 12% de los trabajadores.
  • Tres de cada cuatro encuestados están afectados por molestias musculoesqueléticas atribuidas a posturas o esfuerzos del trabajo (más entre los trabajadores de mayor edad y mujeres, y en especialidades de horticultura, vivero y ganado bovino).

Sin embargo, y citando las conclusiones del estudio “Riesgos ergonómicos en el sector agropecuario( 233/2006)” la declaración de enfermedades profesionales por lesiones musculoesqueléticas es mínima en relación a las que se producen en realidad, por lo que el control de las mismas y la implementación de medidas preventivas que mejoren las condiciones de trabajo ergonómicas en el sector agrícola se complica.


Por último, el estudio “Crisis económica, inmigración y sector agrario” cerca del 23% de los trabajadores del sector son inmigrantes y según este mismo estudio el flujo migratorio hace que siga creciendo en número de inmigrantes. En términos de políticas preventivas este hecho supone un reto a la hora de presentar los contenidos formativos, informativos y de sensibilización ya que el sector engloba una gran diversidad de idiomas y culturas.

El documento “Accidentes de trabajo por sobreesfuerzos 2012” del INSHT realiza una comparativa general de todos los sectores, entre 2000-2012. Marca un descenso del índice de incidencia de accidente en jornada de trabajo con baja del -62,4%. A pesar de la disminución progresiva de los índices de siniestralidad los accidentes por sobresfuerzos constituyen una evidente prioridad, y continúan requiriendo seguimiento, estudio e investigación detallados, pues en 2012, representaron el 37,6% del total de accidentes.

En 2012, fueron notificados un total de 153.459 ATJT por sobresfuerzos, afectando el 67,8% a hombres y el 32,2% a mujeres. Estos accidentes se dieron en trabajadores con una media de edad de 40,4 años y con una antigüedad media en el puesto de 77 meses.

En concreto para el sector agrario, las cifras son:

TME Agrario