Enfermedades profesionales en el sector Agrario

En el periodo comprendido entre 2014 y 2012 se produjo en el sector un aumento paulatino del número de casos de enfermedad profesional registrados. Además, más de la mitad de estas enfermedades fueron provocadas por posturas forzadas y movimientos repetidos en el trabajo. Estos factores de riesgo ergonómicos deben ser eliminados o al menos, reducir la exposición a los mismos, y solo así, será posible mejorar las condiciones de trabajo a nivel ergonómico y reducir los trastornos musculoesqueléticos.

PERIODO 2015

De acuerdo con los datos del CEPROSS facilitados en el Observatorio de enfermedades profesionales (CEPROSS) y de enfermedades causadas o agravadas por el trabajo (PANOTRATSS) Informe Anual 2015, dentro del Grupo 2 de enfermedades profesionales causadas por agentes físicos podemos encontrar estos resultados:

Capturar-8a

Los partes comunicados por categoría de patología y actividad económica para el CNAE son 263, de los cuáles 168 están relacionados con enfermedades del aparato locomotor.

PERIODO 2014

Durante 2014, según datos oficiales facilitados por “Observatorio de EP (CEPROSS) y enfermedades causadas o agravadas por el trabajo (PANOTRATSS). 2014” CEPROSS se registraron un total de 296 casos de enfermedad profesional en el sector (en 2013, fueron 283 casos con y sin baja), concretamente en la actividad Grupo A01, correspondiente a Agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con las mismas. En el conjunto de actividades, un total de 100, este sector se encuentra en el número 21 con mayor número de casos de enfermedad profesional. 

De estos 296 casos de enfermedad profesional, 162 fueron con baja laboral y su distribución por grupo de agentes causantes fue la siguiente:

EP-AGRAR 2014-1

PERIODO 2013

Durante 2013, según datos oficiales facilitados por “Observatorio de EP (CEPROSS) y enfermedades causadas o agravadas por el trabajo (PANOTRATSS). 2013” CEPROSS se registraron un total de 283 casos de enfermedad profesional en el sector (en 2012, fueron 244 casos con y sin baja), concretamente en la actividad Grupo A01, correspondiente a Agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con las mismas. En el conjunto de actividades, un total de 100, este sector se encuentra en la posición 20 con mayor número de casos de enfermedad profesional. 

De estos 283 casos de enfermedad profesional, 164 fueron con baja laboral y su distribución por grupo de agentes causantes fue la siguiente:

EP-AGRAR 2013-1

PERIODO 2012

El estudio “Impacto sobre la salud de las condiciones climatológicas en trabajadores del sector agrario”, indica que los datos oficiales sobre la frecuencia de accidentes y enfermedades profesionales son inexactos y claramente subestimados en la agricultura.

La situación se agrava respecto a las enfermedades profesionales. En primer lugar, hay que señalar la escasa implantación de la normativa de salud laboral, como consecuencia de la dispersión de las explotaciones, la lejanía de los trabajadores a las instalaciones sanitarias de los servicios de prevención, y la ausencia de planes para acercarles la actividad sanitaria, que provoca que la tutela de la salud de los agricultores se realice por el médico general, quien habitualmente no tiene suficiente formación en medicina del trabajo, ni conocimiento de los riesgos profesionales del sector. Esto conlleva que no se realice una vigilancia de su salud específica en función de los riesgos de su trabajo, lo que a su vez provoca que no se declaren enfermedades profesionales, en este colectivo.

viñas-2

 Esta situación dificulta realizar comparaciones de datos estadísticos con otros sectores en los que la notificación es más rigurosa y responde más fielmente a la realidad, e influyen de forma negativa en la prevención de riesgos derivados del trabajo y en la implantación de las medidas preventivas necesarias para preservar la salud de los trabajadores.


Durante 2012, según datos oficiales facilitados por CEPROSS se registraron un total de 244 casos de enfermedad profesional (con y sin baja) en el sector de actividad de Agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con las mismas.  En el conjunto de actividades, un total de 90, este sector se encuentra en el número 21 con mayor número de casos de enfermedad profesional. De estos 244 casos de enfermedad profesional, 188 fueron con baja laboral siendo 97 casos provocados por posturas forzadas o movimientos repetidos en el trabajo (grupo 2).

La VII Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo en el sector agropecuario indica que de entre los encuestados:

  • La realización de movimientos repetitivos de manos o brazos afecta al 67,7% y mantener una misma postura al 36,9%.
  • El 63% de los trabajadores responde que su postura habitual de trabajo es estar de pie y andando frecuentemente y un 14,5% de pie sin andar apenas. Un 48% manifiesta que su trabajo le obliga a mantener posturas dolorosas o fatigantes (agachado, en cuclillas, arrodillado…), y un 33,6% a levantar o mover cargas pesadas.
  • Un 16,5% de los trabajadores manifiesta que trabaja a ritmos elevados “siempre o casi siempre”, porcentaje que se eleva a un 34% en el caso de los trabajadores de explotaciones ganaderas.
  • Las mujeres refieren peor estado de salud que los hombres; así, un 46,1% del las mujeres señala que su salud es regular o mala, frente al 24,8% manifestado por los hombres.
  • Los problemas por los que acuden al médico con mayor frecuencia son: el dolor de espalda, dificultades respiratorias, dolor de cuello o nuca, dolor de miembros inferiores y dolor en miembros superiores, por este orden. Las mujeres acuden a la consulta con mayor frecuencia.
  • Las enfermedades diagnosticadas con mayor frecuencia han sido las musculoesqueléticas.
  • Tres de cada cuatro encuestados están afectados por molestias musculoesqueléticas atribuidas a posturas o esfuerzos del trabajo (más entre los trabajadores de mayor edad y mujeres, y en especialidades de horticultura, vivero y ganado bovino).

Sin embargo, y citando las conclusiones del estudio “Riesgos ergonómicos en el sector agropecuario (233/2006)” la declaración de enfermedades profesionales por lesiones musculoesqueléticas es mínima en relación a las que se producen en realidad, por lo que el control de las mismas y la implementación de medidas preventivas que mejoren las condiciones de trabajo ergonómicas en el sector agrícola se complica.


Por último, el estudio “Crisis económica, inmigración y sector agrario” cerca del 23% de los trabajadores del sector son inmigrantes y según este mismo estudio el flujo migratorio hace que siga creciendo en número de inmigrantes. En términos de políticas preventivas este hecho supone un reto a la hora de presentar los contenidos formativos, informativos y de sensibilización ya que el sector engloba una gran diversidad de idiomas y culturas.