Presentación

En España, los riesgos ergonómicos siguen constituyendo la principal causa de accidentes con baja, tendencia que se mantiene en el sector agrario. La enorme variabilidad de cultivos y por tanto de tareas a realizar, así como de formas de explotación ganadera, ponen de manifiesto la presencia de riesgos asociados a manipulación de cargasposturas forzadas o inadecuadas, tareas repetitivas, etc.

Además, se trata de un sector donde la formación sobre este tipo de riesgos se ve dificultada tanto por la temporalidad de las tareas que se realizan como por el alto porcentaje de trabajadores inmigrantes (un 23% según datos del estudio “Crisis económica, inmigración y sector agrario” realizado por COAG), que necesitan formación e información adaptada a sus dificultades de comunicación.


Estas características, unidas a la continua pérdida de peso del sector dentro de la economía española, pueden haber contribuido a que sea el sector con mayor nivel de riesgo de accidente por levantamiento o movimiento de cargas pesadas (VII Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, 2011).
Los datos muestran que el 86,6% de trabajadores del sector agrario están expuestos a riesgo de accidente, y entre éstos, los sobreesfuerzos por manipulación manual de cargas son el cuarto riesgo en importancia dentro del sector. No obstante, los riesgos ergonómicos tienden, de manera generalizada, a ser infravalorados por el conjunto de trabajadores. La comparación entre las principales causas de los accidente y las principales causas de riesgo de accidente percibidas por los trabajadores muestra que el levantamiento o movimiento de cargas es percibido como un riesgo menor del que realmente representa, siendo la causa de un 20% más de accidentes de lo que a priori los trabajadores consideran.postura forzada


Un análisis más profundo de la demanda física de trabajo por actividad arroja que la proporción de trabajadores que adopta posturas dolorosas o fatigantes, levantan o mueven cargas pesadas y aplican fuerzas importantes en la rama de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca es la segunda más alta del conjunto, siendo de 48,2%, 33,6% y 28,7% respectivamente.


Todo lo anteriormente expuesto, justifica la necesidad de crear instrumentos preventivos en el sector dirigidos a informar y formar a los trabajadores acerca de los riesgos ergonómicos a los que se enfrentan y cómo prevenirlos.
La presente acción desarrollada conjuntamente por ASAJA, COAG, UPA, UGT-FICA y CCOO-Industria, está dirigida a atender a esta necesidad.